Artes marciales

Ventajas psicológicas y sociales de las artes marciales

¿Las artes marciales son beneficiosas para nosotros?

Es probable que haya cambios psicosociales tanto a corto como a largo plazo debido a la práctica un arte marcial. Solo hay unos pocos estudios que evalúan los efectos a corto plazo de las artes marciales. En un estudio, una sola sesión de jogging o levantamiento de pesas redujo la tensión, ansiedad, depresión y enojo-hostilidad en sujetos inmediatamente después del ejercicio.

La sesión de kárate no provocó cambios en estas medidas. Se señaló que el nivel de actividad de los estudiantes de karate en el estudio fue menor que el de los otros grupos.

En contraste con la falta de investigación sobre los efectos a corto plazo del entrenamiento de artes marciales, existe un creciente cuerpo de literatura sobre los efectos a largo plazo de la práctica de las artes marciales.

La mayoría de estos estudios muestran que la práctica de las artes marciales conduce a efectos psicosociales positivos. Cambios en los participantes. Muchos estudios sobre este tema son de diseño transversal mirando en artistas marciales con diferente rango de cinturón o tiempo de participación.

¿Los beneficios de la práctica de artes marciales son diferentes de otras actividades?

Las artes marciales asiáticas tienen mucho en común con otras actividades físicas (como el ejercicio y Deportes occidentales) que incluyen: actividad física, aptitud física, adquisición de habilidades y actividad. Sin embargo, también hay puntos en los que difieren. Muchos deportes occidentales tienden a enfatizan la competencia y la victoria, mientras que las artes marciales asiáticas tradicionalmente han enfatizado el autoconocimiento, la superación personal y el autocontrol. A diferencia de los deportes occidentales, las artes marciales asiáticas

Usualmente: enseñar defensa personal, involucrar enseñanzas filosóficas y éticas para ser aplicadas a la vida, tener un alto grado de ceremonia y ritual, enfatizan la integración de la mente y el cuerpo, y tienen un componente meditativo. Si bien el ejercicio y la aptitud física tienen un papel en la producción beneficios.

¿Cómo conducen las artes marciales a estos cambios?

Para aplicar estos resultados a la propia práctica, es importante comprender cómo la formación artística puede conducir a estos cambios positivos. También es importante saber si estos cambios ocurren con todos los estilos de artes marciales y todos los estilos de instrucción. Se puede argumentar que lo que obtenemos de las artes marciales es lo que traemos a la práctica. No obstante, también existe la posibilidad que el entrenamiento en artes marciales nos hace crecer más allá de lo que traemos. Algunos estudios han intentado demostrar la importancia del contenido de la clase sobre los cambios observados en las materias.

1. Concentración mejorada

Algunas actividades permiten que los niños simplemente se presenten y sigan los movimientos. En las artes marciales, este no es el caso. Uno de los mayores beneficios de las artes marciales para los niños es la mejora de la concentración.

Escuchar y observar activamente es un aspecto fundamental para aprender nuevos movimientos y secuencias. Los niños también aprenderán a desarrollar habilidades de reacción rápida para cambiar de dirección en cualquier momento.

2. Conocimiento de autodefensa básica

La resolución pacífica de conflictos es un pilar de las artes marciales. Sin embargo, hay casos en los que la autodefensa puede resultar necesaria.

Si bien esperamos que nuestros hijos nunca se encuentren en una situación que requiera defensa propia, es una habilidad que salva vidas. En un escenario aterrador, la autodefensa básica puede darle a su hijo la capacidad de protegerse a sí mismo.

Los niños también aprenderán sobre la conciencia de los extraños de una manera que sea apropiada para su rango de edad específico. Los instructores enfatizan la importancia de ser consciente de su entorno y con quién está en todo momento.

3. Disciplina

La estructura es un componente importante de cualquier clase de artes marciales. Reconocerá que cada sesión tiene un formato y una rutina predecibles. Los instructores hacen cumplir estrictamente las reglas y enfatizan el valor del respeto.

Con el tiempo, su hijo aprenderá estas rutinas y, en el curso del entrenamiento, también aprenderá a ser responsable de sus propias acciones.

4. Trabajo en equipo

Si bien la práctica de las artes marciales es sumamente introspectiva, existen ejercicios y actividades que también requieren trabajo en equipo.

Este es uno de los muchos beneficios sociales de las artes marciales. La asociación con compañeros de clase para practicar varias patadas o golpes brinda la oportunidad de dominar el arte de trabajar con otros. Esto les da a los niños las habilidades necesarias para buscar una interacción social positiva en la escuela y en otras actividades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *