Entrenamiento

RESISTENCIA AERÓBICA Y ANAERÓBICA

¿Qué es un entrenamiento anaeróbico?

Cualquier actividad realizada a una intensidad lo suficientemente alta como para que su cuerpo no pueda proporcionar la energía necesaria para completarla solo con la ingesta de oxígeno se considera anaeróbica. «Los entrenamientos anaeróbicos utilizan principalmente fibras musculares de contracción rápida que pueden funcionar solo por un corto período de tiempo sin la ayuda de oxígeno inhalado adicional»,

¿Qué es un entrenamiento aeróbico?

“El ejercicio aeróbico es cualquier cosa en la que la ingesta de oxígeno sea suficiente para proporcionar la energía necesaria para mantener ese ejercicio sin recurrir a fuentes de energía alternativas”, dice Coggan. Estos entrenamientos utilizan principalmente fibras musculares de contracción lenta y la glucosa y los ácidos grasos que el sistema anaeróbico ya ha producido como combustible, que puede mantener la actividad durante períodos de tiempo prolongados

La ciencia moderna del ejercicio muestra que no todos los ejercicios son iguales. Dependiendo de sus objetivos y tipo de cuerpo, existen algunos enfoques que pueden producir mejores resultados para usted que otros. En otras palabras, ya no es tan simple como entradas y salidas.

Entonces, si su objetivo es perder peso, surge la pregunta: ¿cuál es el mejor ejercicio para quemar grasa? Si bien no es una respuesta simple, una mirada al ejercicio aeróbico versus el ejercicio anaeróbico podría ayudar a arrojar algo de luz sobre cómo abordar sus entrenamientos.

Hay varias formas de utilizar los términos ejercicio aeróbico y anaeróbico. Las definiciones más formales de los dos giran en torno al nivel de consumo de oxígeno necesario para realizar una actividad determinada. Durante el ejercicio aeróbico, se necesita suficiente oxígeno para mantener el nivel actual de actividad sin utilizar energía adicional de otra fuente de energía.

Durante el ejercicio anaeróbico, el consumo de oxígeno no es suficiente para suplir las demandas de energía que se imponen a los músculos. Por lo tanto, sus músculos comienzan a descomponer los azúcares, lo que resulta en una mayor producción de ácido láctico.

Sin embargo, existe una forma más sencilla de diferenciar los dos. El ejercicio aeróbico es una actividad ligera que puede realizar durante largos períodos de tiempo, como trotar. La actividad anaeróbica son ráfagas de actividad durante períodos cortos de tiempo, como correr.

¿Y adivina qué? Ambos tipos de ejercicio queman grasa.

Ambos estimulan el metabolismo que durará horas después del entrenamiento. La clave para obtener los mejores resultados es tener un entrenamiento que incorpore ambos.

El ejercicio aeróbico aumenta su resistencia y su salud cardíaca, mientras que el ejercicio anaeróbico no solo lo ayudará a quemar grasa, sino que también lo ayudará a ganar masa muscular magra.

Todos los ejercicios están cuidadosamente diseñados y coreografiados con música para lograr estos objetivos. El tempo de la música junto con el estilo de los movimientos afecta la frecuencia cardíaca. La parte de cardio, es una excelente forma de ejercicio aeróbico, mientras que el entrenamiento de fuerza es anaeróbico y te ayudará a desarrollar músculos magros que queman más grasa.

“Obviamente, estos estilos de entrenamiento son bastante diferentes. Y ambos son igualmente importantes en un régimen de ejercicios completo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *