suelo para gimnasio barato
Suelos de tatami y caucho

Al fin puedes permitirte suelo para gimnasio

Al fin puedes permitirte suelo para gimnasio

Tus gimnasios nunca lucirán mejor que con el material que ha sido diseñado especialmente para ellos. Si te interesa comprar suelo para gimnasio has llegado al artículo correcto, te daremos todos esos tips que debes buscar, donde los puedes conseguir y el material que quizá te beneficie mejor.

El suelo de tu gimnasio es importante

Todos hemos ido a un gimnasio y hemos notado que el suelo, al menos en la parte donde podemos utilizar las mancuernas y pesas, no es común con la cerámica que todos conocemos. Vemos que, por lo general, tiende a ser de caucho o un material similar.

Y es que si esto no fuera así entonces tendrían que estarlo remodelando cada dos por tres porque, ¿has visto esos vídeos donde los más musculosos cargan pesos impresionantes y luego los sueltan al suelo como si nada?, si no fuera un suelo especial dañarían el piso.

Entonces, ocurre el gran dilema para los nuevos dueños de estos establecimientos porque quizá sea algo totalmente nuevo para ellos. Y quizá los que sean más emprendedores de bajos recursos no tendrán la cantidad de dinero necesaria para conseguirlos. Por más económicos que estos puedan ser.

La cosa es que, en todo lugar donde se permita trabajar con peso se hace sumamente importante un suelo que, al momento de cualquier impacto, pueda recibir los golpes y su material asimile el choque para no dañar lo que esté debajo. Una inversión que te saldrá mejor a largo plazo.

¿Dónde puedo comprar suelos para gimnasios?

Sólo te basta colocar “comprar suelo para gimnasio” en cualquier buscador y tendrás miles de resultados con ofertas de todo tipo de pisos para ti que estarán al alcance de tu mano. Por lo que la primera opción te diremos que es por internet.

De igual manera, no vayas de buenas a primera a hacer una inversión con un desconocido. Asegúrate que es mediante una página de compra y venta reconocida como Amazon o Mercadolibre, y que también es una persona que mantiene una buena reputación en la plataforma.

En algunos casos, muchas de las tiendas que los venden colocan sus anuncios en línea, si esta es la ocasión entonces lo mejor será que pidas la dirección y que te traslades hasta ahí si existe la posibilidad para que tú mismo puedas observar el producto que estás comprando antes de llegar a un trato.

Eso nos lleva a la segunda opción, a las tiendas físicas. Pueden no ser tantas como a las que puedes tener acceso en línea, pero de igual manera pueden ayudarte y muchas de ellas se especializarán en gimnasios. Por lo que, más que el suelo, encontrarás todo lo que necesites.

¿Cómo elegir a los mejores suelos para tu gimnasio?

Es ideal que, para tomar esta decisión, dejes de lado el aspecto estético que puede tener el que estás pensando en comprar y fijándote netamente en la funcionalidad y la calidad del mismo. Puesto que estos dos últimos aspectos son los que te beneficiarán en el tiempo.

Es por eso que lo que debes buscar es a todos aquellos que tengan la habilidad de poder absorber los impactos, esto quiere decir que amortigüen todo objeto o persona que pueda caer en ellos o de saltos. Además de poseer las características de aislantes acústicos y resulten ser flexibles.

Suelo de caucho reciclado

Esta es una de los mejores cuando hablamos acerca de comprar un suelo para gimnasio, puede servirte en una sala de pesas, en donde entrenen Pilates, Cross training, o cualquier área del establecimiento donde quieras colocarlo.

Este tipo de suelos se caracteriza por poseer una gran resistencia a los impactos, como también a las abrasiones. Además de poseer también una superficie compacta, lo que le brinda un largo ciclo de vida para que no tengas que renovar tu inversión por un buen tiempo. Y es muy cómodo de pisar.

Lo bueno del caucho es que, tanto seco como mojado, puede generar un gran coeficiente de fricción, otorgándole entonces una muy buena característica antideslizante. Y su reducción acústica es igual de buena para que pueda absorber esos ruidos que harán las pesas y mancuernas al caer sobre él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *