Entrenamiento

LAS ARTES MARCIALES TOMAN LA DELANTERA A OTROS DEPORTES

Muchas personas piensan que el judo y el taekwondo son deportes porque están incluidos junto con otros deportes importantes en las competiciones olímpicas. El boxeo, la lucha libre, el judo, el taekwondo y el kickboxing son ejemplos de deportes marciales. A menudo escucho artistas marciales que usan el término «deporte» como si se refiriera a un juego sin utilidad. La implicación es que un deporte es solo para «jugar» y no puede ser efectivo para defensa personal, lucha o combate. Muchos artistas marciales piensan que la distinción entre deporte y arte marcial es que los artistas marciales entrenan para la vida real.

En realidad, la distinción es más compleja y bastante sorprendente. Sin embargo, espero darle una nueva forma de ver el valor potencial de los principios deportivos para el entrenamiento de artes marciales.

Una de las principales diferencias entre los deportes marciales y las artes está en el valor de los métodos de entrenamiento. Debido a su supuesto peligro o letalidad, muchas artes marciales participan en un entrenamiento artificial e incluso contraproducente que implica técnicas de «tracción», modificación del punto de contacto y la adición de un elemento de movimiento de precaución que, en lugar de entrenar el cuerpo, puede inhibir

Los objetivos de la mayoría de los deportes son la progresión física junto con el desarrollo de habilidades de enfoque y trabajo en equipo, bastante estándar. Las artes marciales ciertamente se tratan de la búsqueda de habilidades físicas, mentales y sociales. Aunque puede observar las actividades durante la clase y ver a su hijo trabajando individualmente, aprende el trabajo en equipo como parte de la experiencia de la academia, trabajando con otros para mejorar sus propias habilidades. De hecho, podríamos decir que las artes marciales cumplen los mismos objetivos de tipo de habilidad que los deportes tradicionales.

Todos los deportes requieren concentración, cuando practicamos algún deporte o hacemos ejercicios normalmente es porque queremos mantenernos en forma, mejorar la salud, obtener musculatura, básicamente nos enfocamos en trabajar los músculos de nuestro cuerpo mientras que son algo completamente diferente. El trabajo del artista marcial es un trabajo que se remonta mucho tiempo atrás y que tiene dentro de su trayectoria de linaje que trata sobre la iluminación y el autocontrol en todos los niveles. Eso es en parte una necesidad debido a la naturaleza de la práctica.

Estos deportes toman sin duda alguna la delantera ante otros deportes porque mientras que con el deporte que hacernos regularmente en un gimnasio trabajamos nuestro cuerpo, con las practica de artes marciales trabajamos, nuestro cuerpo mente y aportamos buenos beneficios a nuestra salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *