Entrenamiento

La importancia de moverse: Estar y verse bien con caminatas

Ejercicio físico: la clave para llevar una vida sana

El ritmo de vida actual con la crisis de la pandemia mundial predispone al sedentarismo. Si deseas estar saludable, y mejorar tu estado de ánimo y combatir el estrés, debes comenzar a moverte.

Un cuerpo saludable proviene del hecho de moverse y comer sano, es por eso que necesita realizar ejercicios físicos de forma regular para mantenerse activo y evitar enfermedades. Cuando la cantidad de actividad física no alcanza el mínimo necesario para mantenerse sano se habla de sedentarismo.

Para evitar caer en estado de sedentarismo, puedes comenzar a realizar actividades que impliquen movimiento como lo son: caminar, nada, correr, andar en bicicletas, ya que sus beneficios ayudan al organismo tener niveles cardiovasculares óptimos, además regulariza la actividad digestiva.

Mejorar la calidad de vida levantando el  ánimo con actividad física:

Adoptar una rutina de ejercicios físicos como práctica diaria es probablemente una de las actitudes más positivas que ayudan a mantener el cuerpo sano. La realización de alguna actividad proporciona beneficios a corto y largo plazo, incrementa el autoestima, reduce las tensiones y ayuda a mantenerte el peso ideal.

Caminar es una actividad clave para todas esas personas que están fuera de un estado saludable, de igual forma caminar también es una forma de quemar calorías y reducir el estrés, y combate los problemas de insomnio, tonifica los músculos y te llena de buen humor.

Caminar libera tensiones:

Ya que al terminar la actividad te encontraras más relajado

Caminar fortalece tus músculos:

Esta actividad tonifica y fortalece los músculos del cuerpo en general y fundamentalmente las piernas.

Ser constante

Tener regularidad en tus caminatas es importante, de nada te servirá caminar durante muchas horas si después no vuelves a moverte en los días posteriores.

Cada persona debe sentirse libre de programar sus rutinas diarias de ejercicio según si tiempo y espacio. Las primeras caminatas suelen recomendarse hacerlas durante de unos  25 minutos aproximadamente a paso regular e ir aumentando entre semanas hasta que logres llegar a un tiempo de caminata de 40 a 45 minutos.

Recuerda que debes siempre contar con ropa cómoda o ropa para deporte que permita moverte con toda libertad y sin limitaciones. Otra pieza fundamental siempre será mantenerte hidratado una botella con agua nunca puede faltar entre tus cosas. Los profesionales de la salud siempre recomiendan ingerir como medida mínima dos litros de agua diarios, también es muy importante mantenerse protegido de lesiones al hacer cualquier actividad física,se recomienda buscar suelos adecuados para cada tipo de ejercicios. Es por eso que debe ingerir agua antes, durante y después de ejercitarse.

El beneficio que ofrecen las caminatas se deben a puntos clave durante su práctica como lo son:

  • Hombros flojos: Deben estar distendidos, pero con una posición recta. Caminar con una postura encorvada hace que el paso se disminuya y genera malas posturas que generan cansancio.
  • Tronco erguido: Para que sea efectivo y los desplazamientos se logren con el menor de los esfuerzos el tronco debe estar erguido al igual que la cabeza.
  • Mirada al frente: Mientras camina, debes ir mirando hacia el frente y no al piso. Lo ideal es que vayas enriqueciendo  la vista, observando los paisajes a tu alrededor.
  • Balanceo de brazos: Deben ir acompañando el movimiento de las piernas agilizando el andar y no deben superar la altura del pecho  cuando se desplazan hacia adelante.

Controlar la respiración

Durante el ejercicio, la respiración debe ser profunda y relajada. Inspirar siempre por la nariz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *