colchoneta tatami
Artes marciales

El Jiu Jitsu y otras artes marciales

El Jiu Jitsu y otras artes marciales

El Jiu Jitsu es una de las artes marciales más apreciadas en todo el mundo, con millones de practicantes entusiastas. Pero no es mejor que otras, y desde luego no es la única con tanta afición.

Existen numerosas artes marciales, cada una con sus características especiales. Que se basan en determinadas técnicas y rutinas, y que pretenden desarrollar diferentes capacidades físicas, mentales y emocionales. Pero todas las artes marciales tienen en común una serie de puntos o reglas esenciales. En primer lugar, el uso del propio cuerpo como base.colchoneta tatami

Tanto kárate como judo, como el propio Jiu Jitsu, consideran al cuerpo humano como la principal arma de su sistema. El practicante usa sus manos, sus piernas, su cabeza, el peso de su cuerpo y sobre todo su propia mente para conseguir el objetivo perseguido. No hay armas blancas como espadas en la esgrima, y por supuesto no existen armas de fuego en las artes marciales. El propio cuerpo por encima de todo.

En segundo lugar, las artes marciales están basadas en estrictos códigos de conducta, que las convierten en algo más que un deporte o práctica física. No son una mera manera de lucha o pelea, ya que la filosofía y ética que están detrás de ellas pretenden transmitir valores y maneras de comportarse en la vida: autoconfianza, respeto por el adversario, dominio y control del propio cuerpo y sus capacidades, uso de la técnica como defensa personal y no como ataque agresivo a los demás.

El Jiu Jitsu, al arte marcial supremo

Frente a la rectitud del judo o la espectacularidad de karate o taekwondo, el Jiu Jitsu se postula como una combinación de todas ellas, como un compendio de las diferentes artes marciales. Algunos autores defienden al Jiu Jitsu como el origen de todas las demás artes marciales, ya que según diferentes estudios, tiene su origen en las culturas de la antigua India hace más de dos mil años. Sea o no el Jiu Jitsu la madre de las actuales artes marciales, lo cierto es que se trata de una disciplina que requiere de una técnica y habilidad especialmente ardua y difícil de dominar, que requiere de años de constante práctica para entender en toda su dimensión.

Comparte con las demás artes marciales los requisitos conocidos para practicarlo: un suelo de caucho o tatami, un espacio amplio y diáfano, una vestimenta adecuada y cómoda. Pero una vez que se ponen en marcha, los practicantes de Jiu Jitsu desarrollan un conjunto de técnicas y destrezas en el tatami que a muchos practicantes de artes marciales como judo les sorprenden y asombran a la vez. Ya que a las tradicionales técnicas de presa y agarre propias del judo, se unen golpes y ataques típicos de karate o taekwondo. Y todo ello impregnado de ese ambiente místico y reverencial que rodea desde su origen milenario a las artes marciales. Unas artes de lucha con el propio cuerpo que a pesar de los siglos transcurridos no han perdido su carácter mágico y misterioso.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *