Entrenamiento

Es el peor consejo del mundo para entrenamiento funcional… ¡pero funciona!

Es el peor consejo del mundo para entrenamiento funcional… ¡pero funciona!

A veces el peor consejo del mundo para entrenamiento no es aquel que no nos funcional, si no el que nos es dado, nos disgusta y tendemos a ignorar. Pero que, de hacer caso, puede resultar el mejor.

Inclúyelo en cualquiera de tus rutinas de entrenamiento y comenzarás a notar cambios positivos.

¿Alguna vez te han dado un mal consejo en el ámbito del fitness?

Cuando queremos escuchar la opinión de personas acerca de cómo deberíamos llevar a cabo nuestras rutinas de entrenamiento es muy sencillo encontrarnos con miles de ellas. Y, como era de esperarse, muchas se contradicen entre sí.

Algunas personas te harán el comentario que si quieres bajar de peso lo que debes hacer es matarte una hora y media en las máquinas de cardio, con cuanta prenda puedas tener encima para que el cuerpo tenga mucho calor y queme una cantidad inimaginable de calorías.

Otras siempre te dicen que, y es algo correcto, sudar no quiere decir que se está quemando calorías. Por lo que puedes llevar salir a correr o usar las máquinas con la ropa que habitualmente haces ejercicios, ya que esto no hará ninguna diferencia.

En otro post veremos los beneficios sobre el tatami puzzle, el suelo para gimnasio de 2 cm, 4 cm o judo

La cosa es que existen dos bandos, a uno de ellos el llevar puesto hasta la chaqueta de invierno arriba de otro suéter le funciona. Pero a los otros les ha servido el bajar de peso sin necesidad de tener tantos calorones. Entonces, ¿cómo saber con qué consejo quedarnos en estos casos?

Lo mismo ocurre cuando nos toca entrenar para aumentar nuestros músculos

Aumentar nuestros músculos es un proceso que, por más que queramos, nunca podremos hacer sin que las personas comiencen a opinar al respecto. Y es que para esto no necesitamos preguntarles, siempre existirá la persona que te diga “Pero no estás logrando nada, ¿qué tal si…?”.

Entonces, ¿cómo no ser respetuosos y escuchar lo que ellos tienen que decirnos?, y aunque muchas personas se puedan ver un poco bien esto no quiere decir que realmente lo que te estén diciendo valdrá la pena. Cada cuerpo es diferente.

Algunos te dirán que tienes que darle con el mayor peso posible, que no importa si no puedes pasar de más de cinco repeticiones por cada serie. Que de eso se trata, llevar el músculo al extremo para que se rompa y, cuando se regenere, pueda crecer mucho más mientras ganas fuerza.

Otros te dirán que eso realmente no es necesario, que no está en levantar una mayor cantidad de peso. Que es algo que únicamente tiene algo seguro para ti: una lesión. Y que mejor continúes con alguna cantidad que puedas dominar y saquea al menos unas 12 repeticiones por cada serie.

El peor consejo no es que sea malo, si no que no lo quieres escuchar

El peor consejo del mundo para entrenamiento es ese que nos hace sentir débiles, que sabemos que, si va a funcionar, pero no queremos admitirlo porque nos hará ver inferior. Y eso es lo menos que queremos.

No importa qué rutina de entrenamiento sea, siempre y cuando sigas la técnica correcta. Y es que esto es lo que te dirá una persona que realmente conozca acerca del área del fitness. Sin importar si alzas mucho peso, o no, haciéndolo de la manera correcta es que comenzarás a ver los resultados.

Te daremos un ejemplo sencillo: es muy común el ver a personas hacer sentadillas con mucho peso en la barra, esto no podría ser posible sin técnica, pero sería un daño seguro. Si no bajas de la manera correcta tu espalda sufre, pero sí que puedes con el peso.

Ahora, si bajas de la manera correcta tu espalda estará segura, pero puede que necesites bajarle un poco al peso porque se hará más difícil. Es por esto que muchas personas no toleran este consejo. Porque les encanta aparentar que son los más fuertes, aunque esto los lleve a consecuencias.

No todo tiene por qué ser malo…

Asegúrate siempre de seguir la técnica en cualquiera de tus rutinas de entrenamiento, y, aunque debas decirle adiós al peso que ya creías haber tolerado, enfócate para que puedas volver a alcanzarlo esta vez de la manera correcta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *